diumenge, 16 de febrer de 2014

El hormigón "armado" al servicio de una mala causa













 

Se han publicado una serie de fotografias de  Jan Kempenaers   sobre estructura y monumentos pertenecientes a la Ex-Yugoslavia. Los monumentos fueron encargados por el presidente Josip Broz Tito entre los años 1960 y los 70 para recordar batallas importantes de la Segunda Guerra Mundial.

 

Durantes años, estos monumentos fueron lugares de "peregrinaje" para los Yuguslavos que, promocionados por el estado, eran espacios para la educacion patriotica. Ahora són cementerios sin contenido y las antiguas estructuras faraonicas de cemento armado aguantan más que las extrañas ideas por las que las mandaron construir.

 
 Todos estos "monumentos" son de hormigon armado, material al que un dia vamos a dedicar un espacio en este blog. Hoy simplemente os adjunto imagenes de las posibilidades de este material en la realización de esculturas públicas. Esperemos investigar más sobre sus posibilidades estéticas y dejemos el adjetivo armado en el tunel del tiempo.
 
 
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada